Este protector solar ha  sido desarrollado con los ingredientes natural es de la mejor calidad para proteger del sol a las pieles más sensibles.     Utiliza dióxido de titanio que actúa como un espejo para desviar los rayos dañinos del sol. Cumple con las normas más estrictas de protección     solar. No se absorbe profundamente en la piel, proporcionando una protección segura para los bebés.
Elaborado con ingredientes orgánicos certificados, esta crema tiene una textura ligera y no grasa, así como una fragancia muy suave. No se recomienda para exponer a los bebés menores de 6 meses al sol sin ropa protectora. No contiene nanopartículas

Aplicar 30 minutos antes de la exposición al sol. Vuelva a aplicar una cantidad generosa cada 2 horas.

  • LIBRE DE SLS/ SLES.
  • LIBRE DE PARABENOS
  • LIBRE DE ACEITE MINERAL.
  • LIBRE DE PRODUCTOS PETROQUÍMICOS.